PUERTO Y CUBOS - Apartamentos Marea Baja

Vaya al Contenido

Historicamente el puerto de Llanes fué muy importante en los siglos XVI y XVII, destacando el gran florecimiento de la actividad pesquera y comercial que vivió el puerto llanisco. Fue la pesca de la ballena uno de los grandes motores de este puerto y del enriquecimiento del gremio de mareantes que tenía que pagar como diezmo a la iglesia un ala de cada ballena capturada. La pérdida de calado de su rada y la progresiva competencia de otros puertos como Ribadesella o Gijón hicieron languidecer esta actividad hasta cási eliminarla en el s.XIX. De todas formas, a finales del siglo XIX era un puerto de cabotaje y comercial de bastante actividad, debido a la dificultad de las comunicaciones terrestres. El primer proyecto para construir un espigón data de 1896, pero no se llegó a realizar hasta bien entrado el siglo XX, En concreto dicho espigón que se llamó muelle de la Osa se construyó en 1930.

Viejo espigón y compuerta

La falta de dragado y otros problemas hicieron que el puerto perdiese mucha actividad pesquera, y en 1991 se contruyó el nuevo puerto pesquero actual y en años posteriores la nueva rula, el carro de varada y la marina seca con su grua.



Eso ha supuesto un resurgir de la pesca, de forma que el puerto de Llanes es el tercero de Asturias, después de Avilés y Gijón, por valor de la pesca desembarcada, y superando el millon de kilos de especies subastadas.



El espigón quedó protegido por escolleras de bloques de hormigón que fueron pintados con diferentes motivos por el artista vasco Agustín Ibarrolla, dando lugar a la obra titulada "Los cubos de la Memoria"



El puerto fue ampliado en 2012 y protegido por una esclusa que se cierra los días de temporal, dando lugar a un bonito puerto deportivo. En su interior se ha dragado dejando un calado mínimo de 2 metros.



El puerto deportivo tiene una capacidad para 140 amarres.



Dispone de todos los servicios y la eslora máxima permitida es de 10 metros.


Regreso al contenido